La Catedral de San Salvador, cuya denominación oficial es Templo Catedralicio del Cristo Salvador del Patriarca de Moscú, es un templo de la iglesia ortodoxa rusa situado en la ciudad de Moscú, construido en el siglo XIX según el proyecto del arquitecto Konstantin Ton. Se trata, además, de la iglesia ortodoxa más alta del mundo.

La catedral se encuentra en el centro de Moscú, cerca del Kremlin y sobre la orilla del río Moskova. Su construcción demoró casi 44 años y en 1883 se abrió al culto. En 1931 el templo fue destruido hasta los cimientos con explosivos por orden de Stalin, para dar lugar a la construcción del Palacio de los Soviets. En los años sesenta durante el gobierno de Nikita Jruschov se construyó en ese mismo sitio una gran piscina pública denominada “Moskva”.

La iglesia fue reconstruida en la década de 1990 y volvió a ser consagrada en el año 2000.

Horario: Todos los días de 10.00h – 17.00h.