La Fortaleza se construyó para defender la nueva ciudad rusa de los suecos que estaban invadiendo las tierras rusas, pero perdió su importancia  militar aun antes de que la construcción fuera acabada. Sus cañones nunca dispararon contra los enemigos, su destino quedó para   dar señales de alarma  en caso de inundación y nada más.

La fortaleza sirvió de cárcel para los prisioneros políticos durante más de 200 años. En ella estuvieron encarcelados muchos personajes históricos, entre ellos el hijo de Pedro el Grande, los Decembristas, Dostoevsky, Maxim Gorky y muchos otros.

En la Fortaleza se encuentra la Catedral de Pedro y Pablo donde están sepultados todos los Zares rusos empezando por Pedro el Grande. En el jardín de la fortaleza está ubicado el monumento contemporáneo de Pedro el Grande hecho por el escultor ruso Shemiakin.

Horario: Todos los días de 10.00h – 17.00h, martes – hasta las 16.00h. Cerrado los miércoles y cada ultimo martes del mes.