El conjunto de Pavlovsk lo forman el espléndido palacio y un parque muy bello. El Palacio llamado con el nombre del emperador Pablo I llegó a ser el último palacio construido por la familia real rusa. Las tierras donde está el palacio fueron regaladas a Pablo por su madre, Catalina la Grande en 1777. El parque natural, uno de los más grandes de Europa, ocupa más de 600 hectáreas.

El Palacio tiene forma de herradura. La construcción del conjunto de Pavlovsk duró más de 50 años. La colección que se muestra en el palacio fue en su mayoría reunida por Pablo y su esposa durante su viaje por Europa, realizado entre los años 1781 y 1782. Trajeron a Rusia una cantidad enorme de objetos de arte comprados en Europa y regalados por miembros de las familias reales europeas.

Horario: Todos los días de 10.00h – 17.00h. Cerrado los viernes y el primer lunes de cada mes.