El orden de las visitas puede variar debido a los horarios de los museos. Días de cierre de los museos:
Hermitage – Lunes
Catedral San Isaac – Miércoles
Catedral de San Salvador – Miércoles
Fortaleza de San Pedro y San Pablo – Miércoles
Pushkin – Martes, último lunes del mes
Pavlovsk – Viernes, primer lunes del mes
Petergof – Lunes, último martes del mes.

1. Panorámica de la ciudad con visita a la fortaleza de San Pedro y San Pablo.
Duración: 4 horas.

La visita panorámica incluye un recorrido por el centro histórico de la ciudad que se extiende sobre unas cuarenta islas creadas por el río Neva. A San Petersburgo la llaman la «Venecia del Norte», «Ventana a Europa», el «Diamante de la Corona Rusa». La ciudad planeada y construida por arquitectos destacados de todo el mundo, atrae a millones de visitantes por el esplendor de sus majestuosos palacios. La mayoría de los lugares de interés están concentrados en la parte central de la ciudad, alrededor de la Avenida Nevsky.
Durante la excursión verán la famosa Catedral de San Isaac y de la virgen de Kazán, recorrerán la avenida Nevsky, visitarán la Plaza del Palacio y el Palacio del Invierno, el Almirantazgo y pasearán por la Fortaleza de Pedro y Pablo, que se visita.

2. Panorámica con visita a la Catedral de San Isaac.
Duración: 4 horas.

La visita panorámica incluye un recorrido por el centro histórico de la ciudad que se extiende sobre unas cuarenta islas creadas por el río Neva. A San Petersburgo la llaman la «Venecia del Norte», «Ventana a Europa», el «Diamante de la Corona Rusa». La ciudad planeada y construida por arquitectos destacados de todo el mundo, atrae a millones de visitantes por el esplendor de sus majestuosos palacios. La mayoría de los lugares de interés están concentrados en la parte central de la ciudad, alrededor de la Avenida Nevsky.
Visitaremos la Catedral de San Isaac, uno de los edificios religiosos más importantes de la ciudad. Es la catedral más grande de San Petersburgo y la cuarta del mundo. En la decoración de la catedral de San Isaac se emplearon 43 tipos de minerales. Para dorar la cúpula de 21,8 m de diámetro se emplearon cerca de 100 kilos de oro. Unas 400 obras de arte, entre 30 esculturas, pinturas y mosaicos, adornan la Catedral. Tiene capacidad para 14 mil personas. Desde 1931 la Catedral es un museo. Se puede subir hasta el tambor de la cúpula, desde donde se abren espléndidas vistas San Petersburgo.

3. Excursión panorámica con visita a la catedral de San Isaac y la Fortaleza de San Pedro y San Pablo.
Duración: 5 horas.

La visita panorámica incluye un recorrido por el centro histórico de la ciudad que se extiende sobre unas cuarenta islas creadas por el río Neva.
A San Petersburgo la llaman la «Venecia del Norte», «Ventana a Europa», el «Diamante de la Corona Rusa». La ciudad planeada y construida por arquitectos destacados de todo el mundo, atrae a millones de visitantes por el esplendor de sus majestuosos palacios. La mayoría de los lugares de interés están concentrados en la parte central de la ciudad, alrededor de la Avenida Nevsky.
Durante la excursión verán la famosa Catedral de San Isaac y de la virgen de Kazán, recorrerán la avenida Nevsky, visitarán la Plaza del Palacio y el Palacio del Invierno, el Almirantazgo y pasearán por la Fortaleza de Pedro y Pablo, que se visita.
Visitaremos la Catedral de San Isaac, uno de los edificios religiosos más importantes de la ciudad. Es la catedral más grande de San Petersburgo y la cuarta del mundo. En la decoración de la catedral de San Isaac se emplearon 43 tipos de minerales. Para dorar la cúpula de 21,8 m de diámetro se emplearon cerca de 100 kilos de oro. Unas 400 obras de arte, entre esculturas, pinturas y mosaicos, adornan la Catedral. Tiene capacidad para 14 mil personas. Desde 1931 la Catedral es un museo. Se puede subir hasta el tambor de la cúpula, desde donde se abren espléndidas vistas de San Petersburgo.

4. Excursión peatonal con visita a la Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada.
Duración: 4 horas.

Durante la excursión podrán ver las plazas más importantes de la ciudad: plaza de Palacio, plaza de Isaac, plaza del Senado. Pasaremos por la Avenida Nevsky, veremos monumentos importantes como la Catedral de San Isaac, la Catedral de Kazán, el Hermitage y la iglesia del Salvador sobre la sangre Derramada.
Esta última está situada en la orilla de unos canales emblemáticos de la ciudad y fue construida sobre el lugar donde fue asesinado el zar Alexander II. Durante la Segunda Guerra Mundial y el cerco de Leningrado, cayó una bomba encima de la cúpula más alta de la iglesia. La bomba no explotó y  permaneció alojada allí hasta que unos obreros la encontraron y la extrajeron casi veinte años después. Entonces se decidió comenzar la restauración de la Iglesia, que tardó 27 años en ser completada.

5. Excursión al Palacio de Yusupov con el Museo Rasputín.
Duración: 2:30 horas.

El palacio Moika o palacio Yusúpov fue la principal residencia de esta familia notable en San Petersburgo. En este edificio fue asesinado Grigori Rasputín en 1916 por varios miembros de la corte incluido el príncipe Félix Yusúpov. Desde 1830 hasta 1917, el palacio perteneció a la casa de los Yusúpov, una familia de nobles rusos con una riqueza inmensa, famosos por sus obras filantrópicas y sus colecciones de arte. Su decoración interior y lujos no le iban a la zaga a los palacios reales de la época. El palacio alojaba más de 40.000 obras de arte, incluyendo obras de Rembrandt, joyas y esculturas. La colección Yusúpov fue nacionalizada y trasladada al Hermitage y otros museos. No obstante, la riqueza la riqueza que conserva convierte esta visita en un recorrido simpar por la Rusia de los zares y sus palacios.

6. Excursión al Hermitage.
Duración: 3 horas.

El Museo Hermitage es uno de los más antiguos y grandes del mundo. Ocupa cinco edificios históricos, incluido el Palacio de Invierno que fue residencia de los zares de Rusia. Los edificios que albergan el museo son obras maestras arquitectónicas como tales y emocionan a los visitantes. Los inicios de la colección del Hermitage datan de la época de Catalina II y hasta el momento reúne en sus fondos más de 3 millones de piezas de distintas épocas. La  colección es tan grande que apenas cabe en las 400 salas del Museo.
La visita no incluye la sala de los impresionistas, que se puede visitar aparte.

Pushkin

7. Excursión a Pushkin (Tsarskoe Selo) y el palacio de Catalina.
Duración: 4 horas.

Pushkin se encuentra a una hora de camino de San Petersburgo. La visita comienza en el famoso Palacio de Catalina, donde se pueden admirar la escalera principal de estilo rococó y las Salas de Gala de estilo barroco, obra del arquitecto Francesco Bartolomeo Rastrelli. Reconstruidas después de la guerra, destacan la sala grande del trono, el comedor blanco, las salas de pilastras de color carmesí y verde, la Cámara de ámbar, considerada la octava maravilla del mundo. La visita del Palacio tiene una duración de una hora y media. Después tenemos tiempo para explorar el bello parque de Tsarskoe Selo, una experiencia inolvidable.

8. Excursión a Pushkin y Pavlovsk.
Duración: 6 horas.

Ambas ciudades están en los alrededores de San Petersburgo y a corta distancia entre sí. La excursión empieza en Pushkin con su famoso palacio de Catalina y la Cámara de ámbar. Seguidamente se da un paseo por el parque de Tsarskoe Selo (La Aldea de los Zares). Continuaremos la visita viajando hacia Pavlovsk, a unos 15 minutos en coche. Allí se encuentra el espléndido palacio del emperador Pablo. Podrá admirar las famosas columnatas y los frescos que forman el conjunto, así como los interiores del palacio y las colecciones que alberga. También podrá dar un paseo por el Parque de Pávlovsk, proyectado según la tradición inglesa y reconocido como una joya del arte paisajístico.

9. Excursión a Petergof (Petrodvorets).
Duración: 5 horas.

Petergof es el «Versalles ruso», un complejo impresionante, sobre todo si se lo visita en verano, por la majestuosidad de sus parques, palacios y sus famosas fuentes. Petergof era el Palacio más lujoso y querido por los miembros de la familia real rusa. Su historia comienza en el año 1704 cuando Pedro I construyó una casa de madera para velar por el trabajo que se llevaba a cabo en la Fortaleza de Kronshtadt. En el año 1713 Pedro I decidió edificar allí un palacio. Situado a unos 30 km de San Petersburgo y al lado del Golfo de Finlandia, con unos jardines llenos de de fuentes que son verdaderas obras de arte, es una de las visitas es una de las visitas imprescindibles de la región de Leningrado. El conjunto es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Recorreremos sus grandiosos jardines, adornados por 140 fuentes doradas y tres cascadas.
Continuaremos nuestra visita por el interior del palacio principal, el Palacio de Pedro el Grande. Su interior tuvo que ser reconstruido casi en su totalidad después de la Segunda Guerra Mundial, pero eso no impedirá que podamos admirar el lujo que esconde en su interior.

10. Excursión a Pushkin y Petergof.
Duración: 7 horas.

Pushkin se encuentra a una hora de camino de San Petersburgo. La visita comienza en el famoso Palacio de Catalina, donde se pueden admirar la escalera principal de estilo rococó y las Salas de Gala de estilo barroco, obra del arquitecto Francesco Bartolomeo Rastrelli. Reconstruidas después de la guerra, destacan la sala grande del trono, el comedor blanco, las salas de pilastras de color carmesí y verde, la Cámara de ámbar, considerada la octava  maravilla del mundo. La visita del Palacio tiene duración de una hora y media.
Petergof es el «Versalles ruso», un complejo impresionante, sobre todo si se lo visita en verano, por la majestuosidad de sus parques, palacios y sus famosas fuentes. Petergof era el Palacio más lujoso y querido por los miembros de la familia real rusa. Su historia comienza en el año 1704 cuando Pedro I construyó una casa de madera para velar por el trabajo que se llevaba a cabo en la Fortaleza de Kronshtadt. En el año 1713 Pedro I decidió edificar allí un palacio. Situado a unos 30 km de San Petersburgo y al lado del Golfo de Finlandia, con unos jardines llenos de de fuentes que son verdaderas obras de arte, es una de las visitas imprescindibles de la región de Leningrado. El conjunto es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Recorreremos sus grandiosos jardines, adornados por 140 fuentes doradas y tres cascadas.
Continuaremos nuestra visita por el interior del palacio principal, el Palacio de Pedro el Grande. Su interior tuvo que ser reconstruido casi en su totalidad después de la Segunda Guerra Mundial, pero eso no impedirá que podamos admirar el lujo que acapara en su interior.

11. Excursión por ríos y canales en barco privado:
1 hora a bordo del barco.

Exploramos la ciudad de San Petersburgo a través de una ruta que sigue los cinco canales más populares. De esa manera contemplamos los monumentos más significativos de la ciudad en todo su esplendor arquitectónico, pues se construyeron para ser vistos desde el agua. Esta excursión ofrece una perspectiva diferente, a medida que viajamos por los magníficos canales.

12. Show folklórico en el Palacio Nikolaevsky con cena (copa de champagne y entremeses)
Duración: 3 horas.

El palacio Nikolaevsky ofrece una de las mejores representaciones folklóricas de San Petersburgo. Se trata del divertido y alegre show ruso: «Feel yourself Russian». A los espectadores se les presentan números de baile y música de las diferentes regiones de Rusia en una noche de experiencias intensas.